Saltar al contenido

Donde se rodo los cañones de navarone

Donde se rodo los cañones de navarone

La película de 1961 “Los cañones de Navarone” impresionó a varias generaciones de aficionados al cine. El argumento de esta emblemática película de la Segunda Guerra Mundial se centra en un grupo de comandos aliados que se disponen a destruir dos cañones alemanes gigantes situados en la isla griega de Navarone. Pero, ¿dónde se filmaron exactamente estas localizaciones secretas de los cañones, y siguen siendo accesibles hoy en día? Descubramos juntos el misterio.

Los cañones de Navarone se rodó en la isla de Rodas, en Grecia, salvo varias escenas clave que se filmaron en otro lugar. Los dos cañones alemanes gigantes, que en realidad eran cañones de 105 mm, no se encontraban en Navarone, sino en la isla de Kastellorizo, situada frente a la costa de Turquía, en el mar Egeo. El lugar de rodaje real de estos cañones no fue la isla, sino las antiguas ruinas de Lindos, situadas en el extremo sureste de Rodas.

Lindos es uno de los pueblos más pintorescos de la isla de Rodas, con una historia que se remonta al siglo X antes de Cristo. Alberga la antigua acrópolis, en la que destaca el Templo de Atenea Lindia, una notable estructura que data del siglo IV a.C. Los productores de Los cañones de Navarone se sintieron atraídos por este impresionante lugar, ya que era el telón de fondo perfecto para varias escenas clave de la película, incluidas las escenas en las que aparecen los cañones.

Hoy en día, los visitantes de Lindos aún pueden ver los emplazamientos de los cañones, que en realidad eran réplicas de madera de los reales utilizados en la película. Se construyeron en el lado norte de la acrópolis y se integraban tan bien en el entorno que casi parecían reales. Los visitantes pueden subir a las ruinas y disfrutar de una vista panorámica del mar desde la misma posición en la que Gregory Peck y David Niven estaban en la película.

Las localizaciones secretas de los cañones de Los cañones de Navarone se rodaron en Grecia, concretamente en la isla de Kastellorizo y en las antiguas ruinas de Lindos, en la isla de Rodas. Hoy en día, los visitantes aún pueden explorar estos lugares y revivir las icónicas escenas de la película. Si es fan de Los cañones de Navarone, no puede dejar de visitar estos lugares.

Cuando ardían las armas: Una mirada retrospectiva al rodaje de Los cañones de Navarone

Los cañones de Navarone es una película bélica clásica que cautivó al público de todo el mundo. La película se estrenó en 1961 y fue dirigida por J. Lee Thompson. La película se rodó en varios lugares, pero la mayoría de las escenas se filmaron en la isla griega de Rodas.

La película se basa en la historia ficticia de un grupo de soldados aliados encargados de destruir los enormes cañones alemanes situados en la isla de Navarone. El equipo de producción recreó la isla de Navarone en la isla de Rodas construyendo un enorme decorado que incluía una réplica de la ciudad, el puerto y los acantilados.

El decorado de Navarone se construyó en el pueblo costero de Kallithea, situado a unos 12 km al sur de la ciudad de Rodas. El equipo tuvo que despejar el terreno rocoso y árido para hacer sitio al decorado. Tuvieron que importar toneladas de arena, tierra y rocas para crear los acantilados y peñascos que se utilizarían en la película.

El decorado de Navarone también incluía los enormes cañones que desempeñan un papel fundamental en la película. El equipo de producción creó dos réplicas de los cañones utilizados en la película. Cada uno pesaba más de 10 toneladas, y el equipo tuvo que utilizar grúas para colocarlos en su sitio.

  Donde refugiarse en caso de guerra

El decorado de Navarone era tan realista que los pescadores locales tenían miedo de acercarse. Pensaban que los cañones gigantes eran reales y podían disparar en cualquier momento. Esto contribuyó a la autenticidad de la película y la hizo aún más atractiva para el público.

En general, la realización de Los cañones de Navarone fue una empresa gigantesca que requirió una enorme cantidad de esfuerzo, recursos y creatividad. La película sigue siendo uno de los filmes bélicos más emblemáticos de todos los tiempos y sigue siendo apreciada por el público de todo el mundo.

Desenmascarando al reparto de Los cañones de Navarone – ¡Todo lo que necesitas saber!

Enclavada en los profundos valles de Navarone, se encuentra una impresionante obra maestra de brillantez cinematográfica que aún resuena a través de los tiempos. Los cañones de Navarone”, una épica película bélica de 1961, captó la esencia de la Segunda Guerra Mundial, mostrando el valor y la determinación de los soldados que lucharon para proteger a su país.

La película reunió a un variado elenco de actores de talento de todo el mundo, que dieron vida a la magia de la gran pantalla. Este artículo le desvelará el reparto completo de “Los cañones de Navarone” y le llevará a una aventura entre bastidores, explorando los lugares donde se rodó la película.

La película se rodó en varios lugares de Grecia, incluidas las islas de Rodas y Symi. La belleza paisajística de la isla, junto con sus monumentos históricos, sirvieron de telón de fondo ideal para la película. Sin embargo, las localizaciones que destacaron en la película son la ciudad de Lindos y la isla de Navarone.

Lindos, a menudo llamada “la joya de Rodas”, es famosa por sus edificios encalados y sus estrechas calles empedradas. Es aquí donde se rodó la famosa escena en la que los soldados alemanes irrumpen en la ciudad, liderados por Anthony Quinn. Navarone no era una isla real, sino una creación de los guionistas, que se ha convertido en leyenda. Sin embargo, Symi, una de las islas griegas del Dodecaneso, sirvió de perfecta sustituta. El imponente castillo de Hanos, situado en la isla, desempeñó un papel fundamental en el clímax final de la película.

Echemos ahora un vistazo más de cerca al reparto de “Los cañones de Navarone”. Gregory Peck fue un actor destacado, en el papel del capitán Keith Mallory. Anthony Quinn interpretó el papel de Andrea Stavros, un fusilero griego, mientras que David Niven asumió el papel de teniente coronel. La película también reunió a algunos de los mejores actores de toda Europa, como Anthony Quayle, Stanley Baker y James Darren, entre otros.

En resumen, “Los cañones de Navarone” sigue siendo un clásico atemporal que cautiva al público de todas las generaciones. La película no sólo mostró la belleza de Grecia, sino que también reunió a un elenco de actores de talento que la hicieron inolvidable.

Desatando el poder: cañones de Navarone al descubierto

Cañones de Navarone al descubierto: Descubra los lugares donde se rodó la película

Si le gustan las películas bélicas épicas, es muy probable que haya oído hablar de Los cañones de Navarone. Esta película clásica de 1961 narra la historia de un grupo de comandos que se embarcan en una misión para destruir dos enormes cañones alemanes en una isla griega durante la Segunda Guerra Mundial. Pero, ¿sabe dónde se rodó la película? En este artículo, desvelaremos los lugares de rodaje de Los cañones de Navarone y compartiremos algunos datos interesantes sobre ellos.

Los cañones de Navarone se rodó principalmente en dos lugares. La primera fue la isla de Rodas, en Grecia. Rodas es una hermosa isla que cuenta con paisajes mediterráneos, pueblos pintorescos y playas impresionantes. El equipo de rodaje instaló su cuartel general en la capital, Rodas, y exploró toda la isla en busca de localizaciones adecuadas. Encontraron acantilados rocosos, calas escondidas y pueblos abandonados que se parecían mucho a la isla ficticia de Navarone de la película.

  Donde ver la guerra de los mundos

Una de las escenas más memorables de Los cañones de Navarone tiene lugar en una bahía escondida donde los comandos montan su balsa antes de navegar hacia Navarone. Esa bahía se llama Vagia y está situada en la costa oriental de Rodas. Vagia es una playa aislada rodeada de impresionantes acantilados y ofrece aguas cristalinas para nadar y tomar el sol. La playa no era muy popular antes de la película, pero ahora atrae a muchos visitantes que quieren experimentar un pedazo de la magia de Navarone.

El segundo lugar principal de rodaje de Cañones de Navarone fue la isla de Gozo, en Malta. Gozo es una pequeña isla situada a pocos kilómetros al norte de Malta, y es conocida por sus paisajes escarpados y su arquitectura medieval. El equipo de rodaje llegó a Gozo en 1960 y exploró la isla en busca de localizaciones que pudieran servir para Navarone. Descubrieron que los escarpados acantilados y las playas rocosas de la bahía de Dwejra eran perfectos para rodar las escenas en las que los comandos escalan los acantilados para alcanzar los cañones.

La bahía de Dwejra es una maravilla natural que cuenta con una cueva derrumbada junto al mar y una formación rocosa imponente llamada la Ventana Azul. El equipo de rodaje utilizó la Ventana Azul como telón de fondo para muchas de las escenas de Navarone. Lamentablemente, la Azure Window se derrumbó en 2017 debido a la erosión, pero los recuerdos de Navarone perduran.

Si es fan de Los cañones de Navarone, visitar los lugares de rodaje puede ser una experiencia fantástica. Rodas y Gozo son lugares fantásticos por descubrir, y ofrecen mucho más que Navarone. Sin embargo, la magia de Navarone sigue viva en Vagia, la bahía de Dwejra y otros lugares que no hemos mencionado.

Explosión del pasado: La mecánica del disparo de los cañones antiguos

Enclavado en la isla de Gozo, en el archipiélago maltés, el pueblo de Xlendi alberga el emblemático escenario donde se rodó la aclamada película “Los cañones de Navarone”. Una de las escenas más fascinantes de la película representa el disparo de antiguos cañones desde lo alto de fortificaciones defensivas durante la Segunda Guerra Mundial. Estas poderosas armas constituían una fuerza formidable en su época, y sus mecanismos eran complejos y fascinantes.

La mecánica de disparo de los cañones antiguos es rica en historia y precisión estratégica. El proceso de disparo comenzaba con la carga del cañón, en la que la munición se colocaba en el fondo del cañón. El proyectil era una bola de plomo que pesaba entre cuatro y dieciséis libras, dependiendo del calibre del cañón. A continuación, se colocaba una cantidad previamente medida de pólvora sobre la bola de plomo. La pólvora se empaquetaba firmemente con una baqueta, una varilla utilizada para empujar la munición por el cañón.

Para que el cañón disparara con precisión, era necesario elevar o deprimir el cañón. Al elevar el cañón, la bala llegaba más lejos, mientras que al hundirlo aumentaban las posibilidades de alcanzar objetivos más cercanos. El disparo del cañón se conseguía mediante el uso de un encendedor de fricción o chispa de pedernal. El cierre de pedernal era un dispositivo metálico colocado en alineación con la pólvora de cebado que, al activarse, producía chispas para encender la pólvora.

El disparo del cañón es un espectáculo, ya que va acompañado de un fuerte estampido y de llamas visibles que salen de la boca del cañón. El retroceso al disparar el cañón era tan grande que a menudo lo hacía retroceder, lo que obligaba a un equipo de soldados a reajustar la posición del cañón.

  Donde fue la batalla de lepanto

A pesar de su antigüedad, los cañones antiguos como los filmados en Xlendi servían impresionantemente para diversos fines, como destruir barcos enemigos, desmantelar fortificaciones o incluso demoler murallas enteras. Estas armas han impactado al mundo y han preservado el patrimonio de las islas maltesas. Hoy siguen siendo un símbolo de la fuerza y el valor de las generaciones que nos precedieron.

Visitar el pueblo de Xlendi para ver los lugares donde se rodó “Los cañones de Navarone” será sin duda un refrescante viaje en el tiempo que permitirá experimentar el poder y el brillo de los antiguos cañones. El lugar en sí es cautivador y crea una atmósfera tan auténtica que puede transportar a cualquier espectador a la experiencia del épico enfrentamiento de la película en lo alto de las defensas.

La historia explosiva: Descubriendo al Inventor y el Año del Cañón

En la pequeña isla de Rodas, situada en el mar Egeo, yace un pedazo de historia que revolucionó las tácticas bélicas de los siglos pasados. El cañón, también conocido como pieza de artillería, fue inventado a principios del siglo XIV por Berthold Schwarz, un monje alemán que ideó una forma de dotar a la pólvora de potencia explosiva. Desde entonces, su evolución e impacto en la guerra humana han sido profundos.

Al principio, el cañón sólo se utilizaba como medio de defensa contra los enemigos invasores. Los mandos militares pronto se dieron cuenta de que el arma era un valioso recurso para conquistar territorios en batallas en tierra y mar. El diseño del cañón también ha evolucionado con el tiempo, haciéndose más grande y robusto. La eficacia del cañón en la batalla se confirmó en innumerables conflictos, y sigue siendo ampliamente utilizado por los ejércitos modernos de todo el mundo.

La historia del cañón tiene su contrapartida en la aclamada película bélica de 1961 “Los cañones de Navarone”. La película se rodó en Rodas, principalmente en la ciudad de Lindos, y mostraba algunos de los cañones cuadrados de la Segunda Guerra Mundial que custodiaban el puerto de la isla de Rodas. La trama de la película involucra a un equipo de comandos aliados en una misión para destruir las posiciones de los grandes cañones de la fortaleza de Navarone antes de que puedan ser utilizados para hundir barcos británicos en el Mar Egeo. La película fue un éxito masivo, recaudando más de 3 millones de libras esterlinas en todo el mundo.

Los lugares donde se rodó la película son ahora una popular atracción turística para cualquiera que desee explorar la historia de la zona. El Nido de Águilas, donde se rodó la escena de los cañonazos, se encuentra en la bahía de Navarone. Lindos alberga la Acrópolis, una ciudadela situada en lo alto de una empinada colina, y sus impresionantes vistas completan la experiencia turística global.

La explosiva historia que se esconde tras el cañón es una historia que merece la pena ser contada. El arma ha desempeñado un papel vital en la conformación de la historia militar del mundo, y su efecto se sigue presenciando hoy en día. Asimismo, la película “Los cañones de Navarone”, rodada en Rodas, es un excelente ejemplo de cómo la historia bélica, la ficción y el cine pueden combinarse para crear una experiencia inolvidable.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad